Se desliza mansa y suave por la superficie de su cielo enrojecido por el calor, paralizado un poco por el pensamiento que se calcina en mi corazón blando, ese cielo rojo y cálido que veo tan azul y tan cálido . Avanza (despacio) velozmente y se encarna en mi cajón sin esquinas ni puertas, en mi cajón de ventanas cerradas y de marcos destruidos. Se encarna.
Se desliza mansa y suave por la superficie de su cielo enrojecido por el calor, paralizado un poco por el pensamiento que se calcina en mi corazón blando, ese cielo rojo y cálido que veo tan azul y tan cálido . Avanza (despacio) velozmente y se encarna en mi cajón sin esquinas ni puertas, en mi cajón de ventanas cerradas y de marcos destruidos. Se encarna.
Se desliza mansa y suave por la superficie de su cielo enrojecido por el calor, paralizado un poco por el pensamiento que se calcina en mi corazón blando, ese cielo rojo y cálido que veo tan azul y tan cálido . Avanza (despacio) velozmente y se encarna en mi cajón sin esquinas ni puertas, en mi cajón de ventanas cerradas y de marcos destruidos. Se encarna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se desliza mansa y suave por la superficie de su cielo enrojecido por el calor, paralizado un poco por el pensamiento que se calcina en mi corazón blando, ese cielo rojo y cálido que veo tan azul y tan cálido . Avanza (despacio) velozmente y se encarna en mi cajón sin esquinas ni puertas, en mi cajón de ventanas cerradas y de marcos destruidos. Se encarna.